El Gobierno austriaco te ayuda a reparar más y tirar menos

El Gobierno de esta pequeña República se ha propuesto que reparemos más y tiremos menos. Así puedes acceder al bono de reparaciones.

26 de abril.- Una de las tareas que debería afrontar el sector público es el cambio en las mentalidades. Este parece ser el objetivo de una medida del Gobierno austriaco que entra hoy en vigor. Se trata del reparaturbonus, o bono de reparaciones.

¿En qué consiste? El principio es muy sencillo. Se trata de subvencionar la reparación o bien el presupuesto de esa reparación, para cualquier electrodoméstico de los que hay normalmente en una casa. Hasta un importe tope de €200.

El objetivo es el de fomentar la llamada economía circular. O sea, que tiremos menos y reparemos más.

La medida se enmarca dentro de una serie de propuestas de la Unión Europea que empezaron a esbozarse a partir del año 2015. El paquete incluye favorecer que el diseño de los aparatos los haga siempre reparables y que las piezas de repuesto estén siempre accesibles.También se lucha contra la obsolescencia programada.

Los aparatos que están incluidos en esta medida son todos los que lleven un cable conectado a la red, células solares o baterías. Por ejemplo, máquinas de café, bicicletas eléctricas, aspiradoras, aparatos de televisión, aparatos de múscia, ordenadores portátiles, etc. En este bono de reparaciones están incluidos también no solo las partes eléctricas de los aparatos, sino también, por ejemplo, pequeñas piezas móviles que pudieran estar estropeadas y que hicieran más incómodo o imposible el uso de los aparatos (como las ruedas de una aspiradora, por ejemplo).

El bono de reparaciones cubre el 50% de los costes de reparación, hasta un tope, como decäia más arriba, de €200.

¿Cuáles son las condiciones para acceder al bono de reparaciones?

Pues son muy fáciles. Hay que vivir en Austria, ser un a un ciudadano privado y solicitar el bono en cuestión en la web.www.reparaturbonus.at. Se puede registrar un bono de reparación por aparato a la vez. O sea, que si la reparación vale cuatrocientos euros, no se pueden registrar dos bonos de doscientos.

Los costes que están cubiertos son las horas de trabajo, incluido el transporte, los costes de los materiales y las piezas de repuesto y los gastos de envío de los materiales necesarios para la reparación. Asimismo, también están cubiertas las horas de trabajo que hagan falta para que nos den el presupuesto de lo que va a costar la reparación.

Por cada electrodoméstico se puede registrar un bono de reparación a la vez, como decía.En el momento en que ese bono se consuma se puede registrar otro bono para el mismo aparato.

El sistema tiene un pequeño problemilla. El bono de reparaciones no se puede canjear en todas las tiendas o talleres de reparaciones. Sino sólo en aquellas que formen parte del programa y que se hayan registrado en la página web. La condición que tienen que cumplir todas las empresas participantes en el programa es que tienen que tener una sede en Austria y tener permiso de funcionamiento en el país. O sea, que no se podría enviar a reparar un chisme a una empresa sin sede en Austria y con un taller en Bélgica, por ejemplo.

Naturalmente, este bono de reparación no se puede utilizar para arreglos que hayan sido hechos antes de su entrada en vigor.O sea, que no es retroactivo.

A partir de la solicitud del bono en la página web, hay 3 semanas para poder canjearlo. Pasado ese tiempo, el bono pierde su validez. Eso sí, se puede solicitar otro en cualquier momento.

La acción del Gobierno austriaco estará en vigor hasta el 31 de diciembre del año próximo, o mientras dure el presupuesto.

El Gobierno austriaco, a través del Ministerio de Medio Ambiente, ha destinado a esta medida 60 millones de euros en este primer tramo. Si la medida funciona, es bastante probable que se amplíe.Hasta por lo menos el año 2026. Los medios financieros destinados a ellos son 130 millones de euros.

_______________________________________________________________________________________________________

Esta semana en La Tarde en Directo, nuestra psicóloga de cabecera, Isabel Albors, nos habló de los retos a los que se tienen que enfrentar los refugiados desde el punto de vista de la salud mental. Aquí puedes ver la conversación completa.

 

Si quieres escuchar el programa completo !No lo dudes! Dale al botón del play y escucha nuestro podcast

Articulo publicado en Política/Economía. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.