¿Hay viruela del mono en Austria?

En EEUU y varios países europeos se han detectado varias decenas de casos de la llamada viruela del mono. En Austria, de momento, no hay ninguno, pero las autoridades están alerta.

19 de Mayo.- Durante estos días pasados se han comunicado cada vez más casos de la llamada “viruela de los monos” en España, Portugal y los Estados Unidos.

Ante la alarma creciente, las autoridades sanitarias austriacas han emitido un comunicado en el que han informado de que en Esta Pequeña República aún no hay ningún caso detectado pero que el Gobierno austriaco está en alerta y en comunicación con otros Gobiernos.

Como venimos de donde venimos (y estamos aún como estamos) la Organización Mundial de la Salud ha llamado a estar vigilantes y a pedir que se comuniquen todos los casos sospechosos (por ejemplo, con erupciones cutáneas extrañas). Se ha pedido que se tracen los contactos de todos los enfermos afectados y que se les aisle para evitar el contagio.

La agencia AGES ha llamado a que quien tenga síntomas se haga examinar por un médico.

El retrato robot del paciente de este tipo de viruelas es el de un varón que ha tenido relaciones sexuales con otros hombres. Esto no quiere decir nada porque, como luego veremos al hablar de las vías de contagio, también las personas heterosexuales son vulnerables. En cualquier caso, los sanitarios austriacos han pedido que los casos se testen y comuniquen lo antes posible y que se aísle a los afectados.

En España ya se han comunicado una veintena de casos, lo mismo que en Portugal y en Estados Unidos. Se espera que en los próximos días también se den más casos en Canadá.

La enfermedad la causa un ortopoxvirus (decir “corona” era más fácil) y se llama de los monos porque se descubrió en 1957 en esos animales, aunque también puede estar presente en los roedores.

El primer caso se detectó en humanos en 1970 y desde entonces ha habido brotes en varios países africanos.

Se transmite de animales salvajes a personas.

Por suerte, parece ser que entre personas no es muy contagiosa y se transmite por los fluidos corporales (saliva, semen, sangre…).

Los casos detectados en Europa se han producido por haber mantenido relaciones sexuales sin protección.

La letalidad de esta enfermedad es bajísima y en Europa inexistente.

La mayoría de las personas infectadas presenta síntomas suaves, aunque también puede haber determinados casos en que se den cursos más severos.

Los síntomas son fiebre, dolores de cabeza, de espalda y musculares en general, gánglios inflamados, tiritona y agotamiento. En determinados casos se puede presentar una erupción por la cara y otras partes del cuerpo. La erupción pasa por diferentes fases y puede recordar a la de la varicela o la de la sífilis, dependiendo del estadio.

Los afectados son infecciosos cuando se tiene un contacto estrecho.

No hay, de momento, ninguna terapia específica ni tampoco ninguna vacuna, aunque se supone que la inmunidad está vinculada a la de la viruela tradicional.

Esta enfermedad se declaró erradicada en 1980, tras una campaña de vacunación intensiva, pero parece ser que hay en la actualidad muchas personas que no tienen ninguna protección contra ella.

España ha comprado varios miles de dosis de vacunas contra la viruela tradicional y las va a administrar a los contactos de las personas contagiadas. Esta estrategia se siguió en los setenta para contener los brotes de la viruela (por cierto, la primera enfermedad que fue erradicada por medio de vacunas; unas versiones primitivas, claro, que no tenían ni microchip ni nada ni volvían magnéticas a las personas, ni hacían que les saliera un cuerno de unicornio en mitad del entrecejo, ellos se lo perdían).

Fuera de bromas: se considera que al ser el virus de la viruela de los monos parecido al de la viruela tradicional y de la misma familia, se conseguirá una buena inmunidad.

Mañana es de nuevo viernes, y eso significa que, a las nueve, sale el boletín digital de Viena Directo con las noticias en versión compacta y alguna que otra sorpresa. Si aún no te has suscrito, puedes hacerlo en

www.vienadirecto.substack.com

Articulo publicado en Austria. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.