El Gobierno austriaco presenta el paquete de ayudas para las empresas

El Gobierno ha presentado el paquete de medidas para aliviar a las empresas de los altos costes energéticos.

28 de septiembre.- Como en los viejos tiempos pandémicos, representantes del Gobierno (o sea, verdes y populares o populares y verdes) han comparecido ante los medios para explicar las ayudas que el Estado austriaco va a entregar a las empresas para que lleven mejor las fatigas con las que Putin castiga las economías europeas.

Dichos representantes y “representantas” han sido: el ministro de economía, Martin Kocher, el bundescanciller Karl Nehammer, el vicebundescanciller Werner Kogler y la ministra de protección del clima Leonore Gewessler.

La cuantía total de las ayudas, previstas en principio en 450 millonazos de eurazos, ascenderá a 1300 millonazos de eurazos. Habían sido acordadas ya en junio, pero su forma definitiva se ha retrasado porque los verdes tenían algunas objeciones (objeciones que, según parece, han puesto bastante de los nervios a los representantes de la industria).

Las empresas podrán acudir al banco de subvenciones de la república con una condición primordial: sus costes de energía deberán ser superiores al 3% del total. Este porcentaje puede haber sido durante el 2021 o entre febrero y septiembre del 22.

ESTOS SON LOS REQUISITOS PARA LAS EMPRESAS

Naturalmente, las ayudas no van a ser gratis, sino que las empresas deberán cumplir una serie de requisitos.

Las empresas (o negocios) que se beneficien de las ayudas deberán comprometerse a evitar “iluminación exterior innecesaria” y tendrán que cerrar las terrazas que no estén cerradas. También tendrán que cubrir sus necesidades energéticas en lo posible mediante energías renovables (la solar por ejemplo) y deberán reducir su uso de gas e invertir en medidas de diversificación y ahorro de energía.

También deberán presentar un plan de ahorro de energía. También deberán apagar las luces del interior y del exterior de los negocios entre las diez de la noche y las seis de la madrugada.

Se prohíben las calefacciones exteriores (las famosas estufas de gas para que los fumadores puedan machacarse los pulmones sin pasar frío, pobrecitos). Esta, por cierto, era una vieja pretensión de los verdes porque estos chismes son muy contaminantes.

Las puertas de los negocios no podrán mantenerse abiertas de contínuo, siempre que esto sea posible sin mayores reformas.

Las empresas que accedan a la subveción o bien no repartirán ningún bonus entre los directivos o, como máximo, la mitad del bonus de 2021.

CUATRO NIVELES DE AYUDA

La subvención se adaptará a cuatro niveles que se irán activando según las circunstancias:

En el nivel uno, Austria, si la UE no dispone otra cosa, disponer su propia regulación y subvencionar el sobrecoste de la electricidad, el gas natural y los combustibles con hasta el 30% de la diferencia con el precio de 2021. La cantidad mínima serán 2000 eurillos.

El nivel dos se activará si los precios se doblan con respecto a los de 2021. En este caso, se subvencionará un 70% del consumo de 2021 con un máximo del 30% del coste. La subvención máxima será de dos millones de euros. Los combustibles, en este caso, no se subvencionarán.

Para llegar al nivel 3, las empresas deberán acreditar que los costes de las energías les causan pérdidas. Aquí, a cuantía máxima de la subvención será de 25 millonacos de eurazos.

En el nivel 4, solo se subvencionarán algunas ramas de actividad, como las acerías. La subvención máxima en este caso será de 50 millonazos.

ADMINISTRATIVAMENTE FUNCIONARÁ ASÍ

Resumidito: entre finales de octubre y mitad de noviembre, las empresas que tengan derecho a recibir subvención deberán registrar a una persona con capacidad de obrar por la sociedad, que será la que reciba la subvención.

Después de que el Gobierno confirme que todo está en regla, se podrá solicitar la ayuda (una vez por empresa). Tras los pagos, se harán controles aleatorios para ver si las empresas están cumpliendo con las reglas.

Están exceptuados de esto las empresas estatales, las energéticas o las refinerías de crudos, así como los bancos y el sector financiero

PROHIBICIONES

Los escollos de las negociaciones entre Gobierno y representantes de las empresas, han sido sobre todo la lista de prohibiciones de los verdes.

Su opinión se ha impuesto en el asunto de los bonos a los directivos. Los verdes también han conseguido que se prohiban las calefacciones exteriores en los restaurantes y también se han salido con la suya en el apagado de iluminaciones exteriores por la noche. Los populares y el Gobierno han aceptado estas prohibiciones a cambio de que los otros cedieran en la posibilidad de mantener iluminadas las pistas de esquí y las canchas de deporte por la noche

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.