Siete razones por las que amar Viena en primavera

Cerezo18 de Marzo.- Pronto se acabará el invierno –oficialmente, porque la verdad es que, como en toda Europa, en Viena estamos viviendo una primavera precoz- por eso, quizá estaría bien repasar esas siete cosas que hacen de esta ciudad en primavera lo que es: uno de los pocos oasis que quedan en este mundo en donde aún la vida es civilizada y merece la pena ser vivida.

Vamos allá. Si algún día te vas de Viena, siempre recordarás…

copasPrimera-Los desayunos/brunch con champán. La ingesta alcohólica matinal quizá sea la responsabile de la tranquilidad que se vive en las calles de esta metrópolis. Se recomienda combinar el vino espumoso con salmón ahumado o con huevos revueltos. Después, se ven las cosas con muchísimo más optimismo.

guapaSegunda-Las chicas vienesas: dicen que son las que dan los besos más dulces, las que tienen las piernas más largas, las que tienen los escotes más sugerentes y perfumados (sobre todo vestidas de traje tradicional). Morenas con ojos azules o rubias con pícaros ojos verdes, con suaves naricillas eslavas o pómulos altos y torneados de muñeca rusa, con bocas frescas y apetitosas que saben a fresón maduro del Wienerwald, las vienesas se han ganado un puesto de honor entre las mujeres más bonitas del planeta.

PerfilTercera-Los chicos vieneses: lo que vale para ellas, también vale para ellos ¿Quién es la –o el, que aquí no andamos con homofobias- que se resiste a un buen ejemplar centroeuropeo? Yo tengo una amiga que dice que, en Viena, no puedes pararte en una calle transitada y terminar de contar hasta diez sin que pase por las cercanías un hombre de esos que quitan el hipo. Como en el caso de ellas, el hombre vienés es el resultado del sano cruce de los genes eslavos y del sur. Picardía, sentido del humor, bonitas sonrisas… Para que luego digan que la emigración no es buena.

HeurigerCuarta-Las tardes de sábado en un heuriger en Kahlemberg, la luz color miel del sol resbalando por la cuenca del Danubio, los viñedos a tus pies, una jarra de vino y otra de gaseosa fresca, el embutido o el queso, la mostaza y el Krenn, una charla con amigos, los primeros grillos, esa temperatura agradable que te sume en la indecisión ¿Jersey, sí o no? ¿Chaqueta on o chaqueta off? Mientras una suave somnolencia te va invadiendo…¿Se puede pedir más?

Museums QuartierQuinta –Ver y ser visto en el Museumsquartier. Viena, esa ciudad que es como Shangri-lá, el legendario reino tibetano en donde se podía alcanzar la juventud eterna porque, entre sus fronteras, el mundo corría más despacio, tiene en su corazón un trozo de Berlín y en él la modernidad ve y se deja ver. Quizá el sitio más bonito de Viena para tomarse unas cervezas en contacto con las nuevas tendencias.

BaerlauchSexta –el Bärlauch. El Bärlauch es una hierba pariente del ajo, que tapiza los bosques vieneses al principio de la primavera. Se puede comprar en los supermercados pero claro, no es lo mismo. Admite infinidad de preparaciones: en sopa, con la pasta, pero mi preferida es en la salsa de pesto. Deliciosa.

Vienna City MarathonSéptima – Con la llegada de la primavera, en Viena resucitan los olores. Durante el invierno, es como si te faltara un sentido pero es llegar estos días y es como si el olfato se desperezase después de un largo letargo. Viena está perfumada del olor a madera vieja que sale de los sótanos, tan parecido al de las iglesias antiguas; huele a macetas de geranios recién regadas, huele a tierra removida en los parques; huele a los pasajes secretos que conectan manzanas de la ciudad entre sí y con otras épocas. Es el perfume del amor.

Podría seguir, pero siete es un número que da suerte y, quién sabe, a lo mejor, con las sugerencias de mis lectores, puedo completar otro post ¿Te animas a decir tu cosa favorita de Viena en primavera?

_______________________________________________________________

zona de descargas 14Es un producto que admite múltiples usos. Se puede utilizar mientras se hace deporte, mientras se trabaja, mientras se juega con los niños ¿Que qué es? !Naturalmente! Zona de Descarga. El podcast más salado de la radiodifusión internáutica mundial !No te lo pierdas!

Articulo publicado en Austria con las etiquetas: , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 Responses to Siete razones por las que amar Viena en primavera

  1. Marta dice:

    Yo me he llevado:
    – ver como levanta el día desde la cama, el cambio de colores y aquel azul tan especial que luce el cielo
    – las noches estrelladas como manchas en un lienzo
    – la primavera en el Wachau y la Romantikstrasse -si ya se que no es Wien- con sus arboles en flor, el contraste con el Danubio y sus maravillosos desayunos
    – las terrazas en el Graben que vuelven siempre con el buen tiempo
    – las nubes que parecen de algodón…

    Besos y abrazos desde Maastricht,
    Marta

  2. Alexandro Rebollo Bonnin dice:

    Hermoso artículo. Gracias. Ojalá os vea por ahí, por esos sitios, por esas primaveras.

  3. silvia gluckselig dice:

    Mi queridisimo Paco…como siempre todo lo que escribes es maravilloso…admiro la poesia de tus palabras y todo lo que hoy has plasmado es bien real…SOLO que en un punto difiero y con toda mi alma de mujer…..jajajaja..ya te estaras imaginando de que hablo…verdad??? es que los hombres….mmmm…de jovenes puede ser..pero dejalos madurar y veras que la cerveza rebalza y el escupir en las hermosas veredas vienesas parece que lo han convertido en su deporte nacional…ademas…no son atentos…ni cariniosos….pues que alguno que otro habra…pero no son mayoria…que me quedo con los latinos!!!!!!!!jajajajajaj…solo eso queria decirte…por lo demas…sos un genio y me encanta leerte cada dia!!!!un abrazo enorme!!!!

    PD: dentro de los latinos incluyo a los Espanioles y a los Tanos….jajaja…se que no son latinos, pero tienen los mismos atributos….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.