Las elecciones europeas 2014 en Austria

cuentas!Austria ha hablado! Y, como siempre, Viena Directo te lleva la valoración más precisa e imparcial de los resultados.

25 de Mayo.- Antes de entrar en materia (las elecciones europeas de este 2014) quizá convenga recordar un par de cosas.

La primera, es que el interés que mostramos las personas por las cosas varía del mismo modo que la fuerza de la gravedad, o sea, de manera inversamente proporcional al cuadrado de la distancia. Por poner un ejemplo práctico: si un corrimiento de tierras en Afganistán sepulta un pueblo de 10.000 habitantes y mata al noventa por ciento de su población, la mayoría de la gente que vea los informativos dirá que bueno, que qué mal, qué cosas pasan por esos mundos y, pasados dos minutos, seguirá comiendo como si tal cosa. En cambio, si el pueblo sepultado estuviera en, pongamos,Toledo o, para los austriacos, Baja Austria, pues habría todo un mes de llantos, maratones solidarios, documentales, especiales informativos y pin y pan. El ser humano es así.

Con esto quiero decir que los resultados de las elecciones europeas se ven muy influenciados porque la gente ve Bruselas y su parlamento como una cosa lejanísima que, en realidad, no tiene ninguna influencia en su vida diaria. Esto es falso, naturalmente, pero la verdad es que la Unión –a pesar de sus puntos oscuros, una historia de éxitoprovoca enormes bostezos en el ciudadano medio.

Por eso, cuando se trata de votar, se dan dos fenómenos: uno, una tendencia a la abstención mucho más alta que en las elecciones nacionales y dos, una tendencia también muy fuerte a ejercer el voto y a interpretar los resultados en clave de política local.

Dicho esto: Austria ha votado hoy a sus representantes europeos y, como es normal, los resultados han estado muy influidos por los dos factores que yo mencionaba más arriba.

La participación ha estado alrededor de las tasas de la última vez (2009) y los resultados han sido sorprendentes principalmente para dos formaciones:

a)    para el Partido Popular Austriaco (ÖVP) que ha conseguido un 27,3% de los sufragios, convirtiéndose en el partido más votado. La sorpresa ha venido porque los populares austriacos esperaban el meneo que les vaticinaban las encuestas. Internamente, no creían en su candidato (Othman Karas) y pensaban que se prolongaría el declive que les está llevando a desaparecer al mismo tiempo que aumenta la desafección del electorado hacia un ideario marcadamente católico y una imagen de marca notoriamente anticuada.

b)    Los otros que también se han llevado una sorpresa agradable han sido los verdes (Die Grünen), los cuales han conseguido, a nivel nacional, el mejor resultado de su historia. El partido ecologista le temía a los Neos –la shooting star de la política austriaca- más que a una vara verde. No se han cumplido los presagios y los votantes progresistas han permanecido fieles a Ulrike Lunacek.

El escudo de austria

Una crónica sobre las elecciones austriacas no podrá estar completa sin responder a la pregunta ¿Qué ha sucedido con la ultraderecha? Pues los ultras han crecido hasta alcanzar el 20%. Se han quedado, como la última vez, en la tercera posición, pero han crecido casi un ocho por ciento. Mucho. En las filas azules había un gran miedo ante las consecuencias que podría traer el cambio de candidato y la forma en que éste se había producido. Se pensaba que quizá el votante más extremo cambiaría de caballo, pero no ha sido así. O sea, que un episodio más de la carrera que llevará al FPÖ a ser la fuerza más votad en las próximas elecciones austriacas si bien sin mayoría suficiente. El éxito del FPÖ se debe, es presumible, a que los ultraderechistas han apostado por convertir estas elecciones en un plebiscito sobre los dos partidos dominantes DENTRO de Austria. O sea que, en gran parte si no todo, ese siete por ciento es el resultado de un voto de castigo de los electores descontentos.

Los socialistas (medalla de plata) con su candidato Eugen Freund han revalidado su resultado de 2009. Durante la campaña electoral, Freund, antaño un presentador de informativos muy querido en Austria, ha demostrado que, sin teleprompter, da poquito juego (suele pasar, porque en el mundo de la comunicación los presentadores de informativos son animales de una especie aparte).

Terminamos este repaso rápido con la ristra del furgón de cola. BZÖ, partido de Haider, por el que llegó a presentarse su hija, ha conseguido un 0.5% de los votos. Los Neos, un 7,6%. Los Rekos (una especie de formación ultracatólica y políticamente más conservadora que la Divina Pastora) un 1,2% de los votos, Europa Anders, grupo de partidos que agrupa a los comunistas y a los piratas, un 2,1% de los sufragios. Por último, Eurostop, un partido “euroescéptico” duro, un 2,7%.

Lo que no cambia es lo de siempre: a la hora de valorar los resultados, todos los partidos han ganado.

¿Te ha gustado este artículo? !Pues dinos que nos quieres! Solo pinchando en este link, puedes hacerte fan en Facebook de Viena Directo y enterarte de todas las novedades del blog antes que nadie !Muchas gracias por anticipado!

Articulo publicado en Política/Economía con las etiquetas: , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.