Nos vemos el 23 de Mayo de 2015 en Viena

VienaHoy se ha dado a conocer por fin dónde se celebrará el próximo festival europeo de la canción.

7 de Agosto.- El último festival de Eurovisión que se celebró en Viena fue en 1967. Esto es como decir, más o menos, en el pleistoceno superior. Era el número 12 y tuvo lugar un diecisiete de abril. De la nómina de participantes, la verdad es que solo queda recuerdo de dos. La ganadora, la británica Sandie Shaw, que cantó la canción Puppets on a String

–aún hoy, un “greites jís” de las radiofórmulas austriacas- y el incombustible, descomunal y torrencial Raphael (Martos, sí: el mismo) que cantó un jitazo de Manuel Alejandro: Hablemos del Amor. De verdad, ved el vídeo que flipas con lo que era nuestro Rapha.

Hoy, he estado escuchando, por razones que no vienen al caso, el sonido del comentarista original de la retransmisión de la ORF y es curioso escucharle decir que, hacía solo diez años (en 1957), el ideal de belleza era Marilyn Monroe (o sea, como se decía en tiempos de mi padre, una mujer del tipo “jamona”) mientras que la candidata –indudablemente hermosa- que presentó el Reino Unido era una muchacha más bien tipo palillo. Sandie Shaw causó cierto escándalo porque cantó su canción monísima, eso sí, pero descalza (faltaba algo más de un año para mayo del sesenta y ocho y aquello puede interpretarse como una premonición del hippysmo que vendría). La segunda cosa especial que tuvo aquel festival fue que Raphael, durante los ensayos, después de terminar Hablemos del Amor, puso a la orquesta de pie. Un hecho, sin duda, inédito en la historia del festival.

Hoy, se ha dado a conocer que, el día 23 de Mayo, el Festival de Eurovisión 2015 se va a celebrar en la Stadthalle de Viena, con nutrido público asistente. A las otras ciudades candidatas, la verdad, les ha sentado a cuerno quemado y, por lo menos Innsbruck, que se sepa, está planteándose recurrir la decisión de la ORF por alguna vía legal. No parece que vayan a tener mucho éxito.

Viena es la decisión lógica por muchos motivos. Primero, porque tiene ya la infraestructura hotelera (varias decenas de miles de personas van a viajar de toda Europa para ver el festival), segundo, porque tiene un aeropuerto aparente (el más grande de Austria), tercero (y nada despreciable) porque todo el mundo esperaba que fuera en Viena y cuarto porque…Bueno, pues porque lo ha decidido así la ORF.

Inconvenientes, los sabidos: la Stadthalle es ya vieja, habrá que adaptarla y esto costará alrededor de 9 millones de Euros; habrá que construir además una “Eurovisión Village” que costará aproximadamente otro millón y habrá que pagar las penalizaciones por los espectáculos ya programados en la Stadthalle que no se van a poder celebrar. En total, sin embargo, y pese a estos gastos, la inversión va a salir redonda. Eurovisión es, como los juegos olímpicos, un negocio del copón. Por muchos motivos. En primer lugar porque es un espot de más de dos horas de duración, no solo de Viena –ciudad que cuenta, entre sus fuentes de ingresos más importantes, el turismo- sino de toda Austria y, después, porque no solo, aunque sí en gran medida, Eurovisión atrae a un grupo turístico muy apetecible: los gays.

Ya se sabe, los DINK (por Double Income No Kids, Dobles Ingresos y Sin Niños). El año que viene, Viena va a tener dos días del Orgullo. Y uno será el 23 de Mayo. Aparte de eso, solo hay una cosa más segura: Viena Directo, si Dios quiere, también estará allí.

Articulo publicado en Cultura con las etiquetas: , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 Responses to Nos vemos el 23 de Mayo de 2015 en Viena

  1. Sandra dice:

    Innsbruck es una ciudad preciosa,era también una muy buena opción y la oportunidad de los tiroleses de situar la ciudad en el mapa para el resto de Europa.Ya fué sede de dos Juegos Olímpicos de invierno en 1964 y 1976 y lo organizaron muy bien entonces.Los tiroleses son muy organizados y me hubiese encantado que se celebrara el Festival de Eurovisión aquí que también tenemos un aeropuerto y buenas instalaciones.Los franceses,suizos alemanes e italianos participantes, podrían ahorrarse el avión y venir en tren que los tenemos «puerta con puerta».Me estoy imaginando el eco que se produciría en los Alpes la noche del festival,cantarían hasta las cabras,ji,ji.Un saludo.

  2. M. dice:

    Espero que lo presente quien tú ya sabes. 😉

  3. Pingback: Ha sido niño | Viena Directo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.