El presidente del colegio de médicos se pone serio

La Agencia Europea encuentra una „conexión“ entre la vacuna y los trombos – el presidente del colegio de médicos se pone serio – hoy es el día mundial de la salud

7 de Abril.- Como se esperaba (con impaciencia) la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en la lengua de Brinni Espirs) ha dado hoy su veredicto sobre la vacuna de AstraZeneca (esa que ahora se llama de otra manera).

Y el veredicto ha sido positivo. O sea, que no se ha movido ni un centímetro del parecer que hasta este momento era la doctrina oficial. Esto es: que sí, que parece haber una vinculación entre la vacuna anglo-sueca y los casos de trombosis aparecidos (por lo demás en un 0,005% de las personas que han recibido la vacuna. Sin embargo, para la agencia europea, los beneficios del medicamento son muy superiores a los eventuales riesgos.

En la Unión Europea mueren todos los días miles de personas debido al coronavirus, la vacuna es eficaz para evitar los cursos graves de la infección y además es segura -ha dicho la agencia-.

Y así estamos.

Por supuesto, no esto no ayuda a las sesenta personas (casi todas mujeres de menos de sesenta años) que han tenido una reacción adversa, pero lo cierto es que todos, absolutamente todos los medicamentos, conllevan riesgos. Habrá que apechugar.

De todas maneras, la vacuna de AstraZeneca no es la única que se ha asociado a trombosis.

Tras cuatro millones y medio de personas a las que se ha inoculado el suero de Johnson&Johnson (la vacuna que cambia el polvo por el brillo) se han detectado 3 casos.

35 con Biontech-Pfizer (tras 54 millones de personas inoculadas con esta vacuna y cinco casos con la vacuna de Moderna (tras cuatro millones de vacunados).

O sea, que en todas las farmacéuticas cuecen habas.

Por cierto: después de mirar con lupa todos los datos y a pesar de que las trombosis son, sobre todo, un problema que afecta hasta ahora a mujeres, la EMA no ha podido encontrar ningún vínculo que asocie las trombosis y el riesgo de sufrirlas ni con ser mujer ni con tener una edad.

De todas maneras, a pesar del dictamen de la EMA, cada país ha decidido tomar sus propias precauciones (o no).

Por cierto, antes de que mis lectores me pregunten, en Austria, a estas horas, las autoridades sanitarias aún están dilucidando qué se va a hacer aquí. Lo más probable, supongo yo, es que se siga el dictamen de los médicos comunitarios.

(Más que nada porque es más que probable que el Gobierno austriaco dé „la campaná“ pasándose por el forro de la diplomacia el dictamen de la Agencia y compre la vacuna Sputnik, aunque, bueno, no adelantemos acontecimientos).

En el Reino Unido (que ya no es la Unión, pero son „los padres“ de la vacuna) han decidido que la vacuna AstraZeneca será solo para mayores de treinta años.

Otros países, como Francia o los Países Bajos, se han decidido por la cautela.

La Organización Mundial de la Salud, ahora como antes, sigue recomendando la vacuna de AstraZeneca utilizando el mismo argumento que la EMA.

Para que no se diga, las trombosis figurarán en el prospecto de la vacuna como „posible efecto secundario“.

Recordemos que hace un par de semanas, unos científicos alemanes creyeron descubrir el mecanismo por el que, en un periodo de dos semanas después de recibir la vacuna, algunas personas desarrollan trombos.

Parece ser que, en el cuerpo de esas personas, la respuesta inmune de la vacuna activa el mecanismo que hace que las plaquetas cierren las heridas, y ese malentendido del cuerpo hace que se produzcan los trombos.

EL PRESIDENTE DEL COLEGIO DE MÉDICOS SE PONE SERIO

El Presidente del Colegio de Médicos, Sr. Thomas Szekeres ha escrito hoy en su blog (él también tiene su Szekeres Directo) que el Gobierno debe cerrar Austria entera y no solo la zona este.

Por lo visto, el presidente de los médicos austriacos no está muy de acuerdo con eso de que „más cornás da el hambre“ y de que esto se arregla haciendo deporte, „comiendo verduras crudas“, tomando el agua curada con frecuencias especiales según la medicina china tradicional y fortaleciendo el sistema inmunológico con ayuno involuntario.

Según el doctor Szekeres, la situación en las Unidades de Cuidados Intensivos austriaca es dramática y no solo en el este, sino en todo el resto del país. Todavía, según él, los datos en el oeste tienen una apariencia de calma, pero dentro de pocos días, según él, todo el país va a estar lo mismo.

También ha conminado al Gobierno a que compre „indiciones“ (le ha faltado decir que „de una puñetera vez“), que las consiga donde sea y como sea, porque la situación es horrible y se va a poner peor todavía si no hace nada. Ha instado también a cambios que permitan poner vacunas a todos los médicos disponibles en Austria, al objeto de vacunar a la gente lo más rápidamente posible.

Al objeto de que el confinamiento funcione y se alivie la situación en las UCIS, Szekeres ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que haga caso de las normas y no se tome el confinamiento a pitorreo.

(Yo creo que, en general, y descontando el diez por ciento de descerebrados de costumbre, las personas son bastante disciplinadas, pero también puede ser impresión mía).

DÍA MUNDIAL DE LA SALUD

Por cierto, hoy es el Día Mundial de la Salud y, como ha recordado en un Tweet su santidad el Papa Paco (es con cariño, de tocayo a tocayo) „todas las personas, especialmente las más frágiles, precisan asistencia“.

Si algo hemos aprendido de esta pandemia es que hay que cuidar el sistema sanitario y que, por decencia, todo el mundo debería acceder a él en las mismas condiciones. Que la sanidad debería ser pública, universal y gratuita y nunca objeto de trapicheo o de negocio. Nosotros vivimos en Europa, en donde los sistemas sanitarios son estupendos (a pesar de los insistentes intentos de que deje de ser así) pero no hay que irse a los Estados Unidos para darse cuenta de que otro mundo (peor) es posible. Por no hablar de otras zonas de la tierra en donde las condiciones son todavía peores.

En fin, que es bueno recordarlo siempre y no pensar en Santa Bárbara solo cuando truena.

Articulo publicado en Austria, coronavirus. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.