Carbón, caralibro y seducción

Pareja
Los austriacos: un pueblo dispuesto a seducir (A.V.D.)

10 de Julio.-  El Facebook es una fuente contínua de…Bueno, de todo. El post de ayer, por ejemplo, levantó cierta polémica, particularmente entre las españolas emparejadas con chicos austriacos. Estas muchachas disentían de mi opinión de que los nacionales no estuvieran preparados para el coqueteo. Aducían las casadas que la prueba viviente eran sus sus novios, los cuales las habían conquistado con la labia y las simpatía de un charcutero del D.I.A..

A esto contestaban otras, solteras, que argumentaban que los austriacos salados eran especímenes tan escasos como el águila imperial o el okapi, y que las discotecas de este país estaban llenas de hombres que no se decidían a entrar en faena.

A esto las casadas argumentaban que los austriacos chisposos no eran tan raros, y que sus salados novios tenían amigos no menos salados Total: que  la cosa , al final, ha quedado en una cita, al estilo de la caravana de Plan, en la que las españolas se proponen comprobar con sus propios medios hasta qué punto llegan las habilidades para la seducción de los austriacos disponibles.

De esta manera puede ser que Viena Directo, indirectamente, haya propiciado la aparición de alguna pareja nueva y, quién sabe, de un aumento, aunque sea microscópico, del entendimiento entre España y Austria.

No siempre, sin embargo, es el Facebook fuente de noticias tan agradables. Al fin y al cabo, el caralibro es un reflejo de la mentalidad de la gente que, cada día, lo consulta desde su móvil, o desde la intimidad vigilada de la oficina, o desde la comodidad del hogar.

Resulta por eso inevitable que mi Facebook, en lo tocante a sus miembros españoles, adolezca de ese guerracivilismo latente que está tan entrañablemente presente en la forma de ser de mis paisanos.

Así, tengo amigos que postean incesantemente textos más o menos pomposos a propósito de lo catastrófica que es la Unión Europea (antes, de lo catastrófico que era Jose Luis Rodríguez Zapatero), o ponen fotos morbosas de fetos abortados o de niños con cáncer, o me traen frito con vigilias para toda la familia o sobre lo malamente que le ha sentado a España la inmigración.

A cambio, para que mi dicha sea completa, tengo amigos de tendencia progresista que se inflan a postear cosas sobre la sinvergonzonería del Gobierno actual, o sobre lo incompetente y cínica que es Esperanza Aguirre (es curiosa la manía de cierta gente con la señora esta), o sobre las alegrías sin cuento que nos traería dejar de financiar a la Iglesia (católica).

En los dos casos, a mí me resulta sinceramente sorprendente la seguridad con la que el ser humano puede expresar unas opiniones que, sin que ellos parezcan poder detectarlo, caen en las más flagrantes contradicciones. Por ejemplo: la moda ahora, entre el tendido progresista, es estar con los mineros que marchan hacia Madrid para protestar por los planes del Gobierno de reconvertir las explotaciones carboneras del norte de la península. Los mineros, por supuesto, declaran a diestro y siniestro que no quieren perder sus trabajos (quién quiere, no te jiba) pero la realidad es que la minería española es un sector fuertemente subvencionado, que se ha mantenido hasta ahora por un falso concepto de la independencia energética . Y lo que es más: es una industria fortísimamente contaminante. La quema de combustibles fósiles escachifolla el clima y, a medio y largo plazo, produce unos efectos muchísimo más adversos que mantener las cosas como están. Ahora bien: ninguno de mis amigos de Facebook parece haber caido en esto.

A veces, leyendo el Facebook, uno piensa que es mucho peor media verdad que una mentira, pero que nadie más que uno parece darse cuenta.

6 comentarios en «Carbón, caralibro y seducción»

  • el julio 10, 2012 a las 11:30 pm
    Enlace permanente

    Los seres humanos creemos estar siempre en posesión de la verdad y en numerosas ocasiones nos equivocamos. Es muy difícil ser objetivo, ecuánime, equilibrado, perfecto, sobre todo partiendo de la base de que la perfección no existe. Tenemos múltiples opiniones porque todo depende del color del cristal con que lo miremos. Por tanto, ¿hay una realidad o son varias? Como así no avanzamos, ya que nos vamos hacia el proceloso mundo de la Filosofía, yo daré, aun a riesgo de no ser objetiva (no lo pretendo tampoco) mi opinión sobre los mineros y el carbón.
    La minería del carbón es una industria muy, muy contaminante, pero mientras China siga contaminando el medio ambiente, ¿por qué nosotros no? Si cerramos las minas (fuertemente subvencionadas) habrá que importar carbón chino (¿o no?), los mineros se irán al paro, y entonces nos gastaremos un pastizal en pagarles el paro o el subsidio en lugar de tenerles trabajando. Ya sé que ganan una pasta y que se jubilan jóvenes, pero si seguimos así no va a quedar nadie en España trabajando. Creo que el proteccionismo está inventado desde hace siglos, y nuestra situación actual yo pienso (humilde y quizá equivocadamente) que es mejor subvencionar una industria deficitaria que tener a la gente cobrando el paro y sin hacer nada. Nunca podremos competir en costes con otros países en vías de desarrollo por razones obvias, asi que, sólo nos queda la subvención.
    Y sobre los matrimonios(o relaciones) mixtos de españolas y austriacos, como no tengo información de primera mano, me abstendré de opinar.

    Respuesta
  • el julio 11, 2012 a las 6:07 pm
    Enlace permanente

    El problema de la minería es también de herencia, pero en este caso de PSOE y PP que no tuvieron los arrestos suficientes para afrontar en su día la reconversión. ¿Qué hacemos hoy con esas comarcas cuya vida depende casi al cien por ciento de la mina? Ahora viene el tío Paco (Mariano) con las rebajas.
    En cuanto a Esperanza Aguirre, habría que declararla bien de interés cultural: como la botella del Tío Pepe y el Toro de Osborne. Es marquesa (consorte) de Murillo, pero a mí me recuerda a las que pintaba Serafín: malhablada, cañí, desaliñada cuando lo exige la foto…Sólo le falta aficionarse al tintorro. Lo que digo: una especie a proteger. Sobre austriacas y austriacos también me abstengo. Lo más próximo que conozco son Heidi y Pedro, y vivían al otro lado de los Alpes.

    Respuesta
  • el julio 12, 2012 a las 10:18 pm
    Enlace permanente

    Vaya por dios, después de comentar en el post anterior ahora resulta que los austriacos tienen más grasia y salero que el andaluz más inspirado y piropeador. Eso me pasa por empezar a leer desde los más antiguos a los más recientes.

    Respecto a los mineros, estoy de acuerdo con Victoria. Sobre todo, teniendo en cuenta que la gasolina contamina muchísimo y seguimos usando coches. En todo caso, deberíamos quitar todo lo que contamina, pero darle trabajo a la gente en otros sectores para compensar, no tirarlos a la calle con una mano delante y otra detrás. Y, sobre todo, no tirar a la gente a la calle para luego comprar lo mismo que producían a otros países, porque eso sí es de idiotas.

    Respuesta
  • el julio 15, 2012 a las 12:04 pm
    Enlace permanente

    Efectivamente, la quema de combustibles fósiles es contaminante, y no poco, pero no se quedan al margen las energías verdes (bonitas, nuevas y aparentemente limpias). Sea como fuere, DEPENDEMOS energéticamente de combustibles fósiles, es un hecho y muy (créeme: muy) difícilmente se puede cambiar en el mundo actual las fuentes de energía que nos alimentan. Como dependemos del carbón (entre otros) quizá deberíamos plantearnos el consumir carbón español en nuestras térmicas en lugar de importarlo, y quizá (digo quizá porque tampoco soy una entendida en el tema) no serían necesarias todas las subvenciones que reciben estas actividades. Pero claro, el mercado manda y si me ahorro 3 euros en comprarselo a los guiris, pues se lo compro, ya veré luego que hago con lo que produzco yo.
    Todo esto sin hablar de las familias de las cuencas mineras..

    En fin, que la situación es mucho más dificil que decidir que “el carbon contamina, pues adiós”, y que aparentemente no pareces darte cuenta.

    Respuesta
    • el julio 15, 2012 a las 1:23 pm
      Enlace permanente

      Hola Ana:
      Muchas gracias por tu comentario.
      Me doy cuenta, efectivamente, de lo difíciles que son los cambios (a quién le vas a contar lo difíciles que son los cambios) pero a todo el mundo parece escapársele también que durante años los españoles (todos) hemos estado pagando ayudas a estos señores (a las empresas que emplean a estos señores, concretamente) para que se reconviertan. Así pues, si ahora quieren seguir produciendo un carbón que les tendremos que seguir subvencionando de todas formas, sin problemas: que devuelvan las ayudas que han recibido o que expliquen en qué se las han gastado. Hay muchos españoles que necesitan el dinero muy urgentemente.
      Por otro lado, no lo digo yo, destacadísimos economistas afirman que si España invirtiera en energías verdes, se produciría un sector emergente (y con futuro, no como el carbón) que, en una década, sería el motor de un crecimiento sólido, duradero y con perspectivas de sostenibilidad. Por supuesto, hay un problema fundamental para esto: no hay gente con formación suficiente para acometer la tarea (han estado encofrando y poniendo ladrillos durante los últimos diez años) y, los que la tienen, se están yendo fuera porque el Gobierno español se gasta el dinero en fustigar un caballo muerto, a ver a base de golpes corre: esa industria del carbón que todo el mundo quiere proteger.
      En otras palabras: seguir subvencionando la minería es darle peces a la gente. Gastar el dinero con sensatez, en una reconversión hecha con orden, es enseñarles a pescar.
      Espero que ahora haya quedado clara mi opinión.

      Respuesta
  • el julio 15, 2012 a las 5:12 pm
    Enlace permanente

    Paco, solo te quiero dejar un enlace, del cual se puede aprender bastante sobre el tema en cuestión, un análisis muy trabajado y bueno, una conclusión algo partidista, pero al fin y al cabo es un blog, y el autor expresa su opinión, estemos de acuerdo o no claro….

    http://www.desdeelexilio.com/2012/07/02/lo-que-todo-el-mundo-deberia-saber-acerca-del-conflicto-de-la-mineria-del-carbon-en-espana/?utm_source=twitterfeed&utm_medium=twitter&utm_campaign=Feed%3A+RedLiberal+%28Red+Liberal%29

    lg

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.