Austria creará una reserva estratégica de gas

El Gobierno austriaco no quiere que le pille el otoño sin reservas de gas. Ya se ha puesto a la tarea.

20 de Abril.- Este fin de semana, hará en Austria más calor que en Ibiza. Eso dice orgullosa la prensa más ligera, esa que cuando yo era pequeño se usaba para envolver las sardinillas.

De aquí en adelante y si todo es normal, la meteorología nos mostrará en Centroeuropa su cara más amable, de manera que tendremos que encender menos la calefacción y descenderá el uso de gas.

Así será en las casas, pero no en las industrias.

Los productores de papel austriacos -grandes, sólidas empresas, alimentadas por los frondosos bosques de esta parte del mundo- hacían sonar las alarmas hace unos días, al pensar, con las carnes abiertas, en un posible boicot a las importaciones de gas ruso.

La industria papelera necesita el gas para los procesos de secado del papel, y este insumo es difícilmente sustituible.

Un sesenta por ciento del gas que se gasta en producir papel viene, según datos de las papeleras, de fuentes renovables (biomasa) pero el resto !Ay, el resto! Viene de Siberia.

Como saben los lectores de Viena Directo, el canciller Nehammer viajó a Moscú la semana pasada. Seguimos sin saber muy bien para qué, pero una cosa quedó clara: Putin le aseguró que el suministro de gas a Austria estaba asegurado.

(Bueno, mientras la Unión Europea quisiera seguir comprando gas).

El panorama, como pueden ver los lectores, se presenta incierto de cara al otoño. Porque volverá el frío y con él, necesitaremos más gas. Y aunque la guerra se parase mañana, no está nada claro que las sanciones vayan a levantarse y, de todas maneras, de aquí a septiembre, estando el mundo como está, puede pasar de todo.

Así está la situación

En estos momentos, y aprovechando que (aún) el gas ruso sigue llegando a Austria con normalidad, se están llenando los depósitos con una reserva que, al 100%, daría para que Austria aguantase un año entero si importar nada de gas.

Los depósitos están en Baja Austria, en Alta Austria y en Salzburgo, y son administrados por una filial de la ÖMV, que se llama RAG.

El Gobierno, por cierto, está preparando un proyecto de ley que exigirá en el futuro que las reservas estén llenas hasta un determinado punto.

En este momento, las reservas están a un 16% de media, lo cual viene a representar el consumo de un mes en un invierno frío.

Del mismo modo que hay una reserva estratégica de petróleo, que abarca el consumo para noventa días, a partir del otoño se va a crear una reserva estratégica de gas por una cantidad de 12,6 Terawatios-hora, lo cual viene a ser el consumo del mes de enero pasado más o menos.

Hasta ahora, Austria no ha tenido una reserva de gas porque crearla y mantenerla resultaba demasiado caro.

Para crear esta reserva estratégica de gas, se va acudir a un concurso público convocado por la Austrian Gas Grid Management (AGGM) que es la empresa pública que se dedica a administrar la red austriaca.

El Gobierno ha presupuestado 1600 millones de euros solo para la compra (la cantidad de gas que se pueda comprar con este dinero dependerá, como es natural, de las variaciones de los precios). En estos momentos, los precios están relativamente bajos, más o menos entre 90 y 100 Euros/Megawatio hora. Cuando empezó la guerra eran casi del doble.

De cualquier manera, se trata (o debería tratarse) de medidas transitorias. Tanto la Unión Europea como el Gobierno austriaco tienen ya previsto reducir la dependencia del gas ruso de aquí a 2027. Esto pasa por, primero, encontrar a otros proveedores pero, sobre todo, por reducir el consumo de combustibles fósiles orientando nuestro mix energético hacia las energías limpias y renovables.

A ver si es verdad.

El viernes, a eso de las nueve, los suscriptores de la Newsletter de Viena Directo recibieron en la comodidad de sus cuentas de correo electrónico toda la actualidad de la semana en versión contacta.

No te lo querrás perder ¿Verdad? Si todavía no te has suscrito, puedes hacerlo en este bonito link

https://vienadirecto.substack.com/

Articulo publicado en Política/Economía. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.