Stefan Zweig: el hombre de 2023 (3/3)

Con la llegada de 2023 toda la obra del escritor Stefan Zweig ha pasado a ser de dominio público. Una excusa buenísima para repasar su biografía.

La primera parte de esta serie está aquí

La segunda parte de esta serie está aquí

16 de Enero.- Sus libros empezaron a publicarse a través de una editorial austriaca, porque en Alemania era visto como persona non grata (a pesar de que en el protonazi estado austriaco, era reverenciado aún como una gran personalidad). En 1935 sus obras se incluyeron entre las que debían quemarse, en aquel aquelarre que solo podía terminar en barbarie. El editor alemán de Zweig dejó de poder publicar sus libros (que, aparte de buenos, resultaban muy lucrativos para la casa editora, por cierto). Mientras estuvo exiliado en el Reino Unido, los libros de Zweig siguieron publicándose en alemán a través de una editorial austriaca, pero con la anexión de Austria por parte de los nazis, tuvieron que imprimirse en Suecia. A pesar de todas estas dificultades, Zweig siguió siendo uno de los autores más leídos de su tiempo.

Personalmente, tampoco fue un tiempo fácil. En 1938 se terminó de separar de su mujer, de la que vivía separado desde 1934, cuando ella descubrió que Stefan Zweig mantenía una relación con su secretaria, Charlotte Altmann. En 1939, Stefan Zweig se casó con ella en Londres. A pesar de todo esto, Stefan Zweig no rompió el contacto con su mujer hasta su muerte. Hasta 1942 mantuvieron una correspondencia íntima en la que se informaban mutuamente de distintos acontecimientos personales.

Antes del inicio de la guerra mundial, Stefan Zweig se hizo ciudadano británico. En 1939, se mudó de Londres a Bath, en donde compró una casa. Fue en ella donde empezó a trabajar en su biografía de Honoré de Balzac. En setpiembre de 1939 murió en Londres, entre atroces sufrimientos causados por el cáncer, su amigo Sigmund Freud. Stefan Zweig pronunció el elogio fúnebre en el crematorio de Golder´s Green en Londres. Este discurso se publicó bajo el título Palabras junto al Ataud de Sigmund Freud.

En 1940 obtuvo la ciudadanía británica, lo cual supuso para él un gran alivio. Antes, tenía que presentarse regularmente en la policía al ser ciudadano alemán (y, por lo tanto, enemigo) y tampoco podía viajar sin permiso. Con su recién adquirida nacionalidad británica cruzó el Atlántico y viajó a Nueva York, Argentina y Paraguay para recalar finalmente en Brasil, un país para el que poseía un visado de entrada permanente. Visado que tenía, por cierto, en razón de su preeminencia y a pesar del antisemitismo notorio de la dictadura de Getúlio Vargas. En 1941, en agradecimiento, Stefan Zweig publicó la monografía Brasil.

Casi al mismo tiempo, la Universidad de Viena le retiró el título de doctor (el acto fue declarado nulo en 2003, cuando ya hacía más de seis décadas de la muerte del pobre Zweig).

En la noche del 22 al 23 de Febrero de 1942 Stefan Zweig se suicidó junto con su esposa. Los dos tomaron una sobredosis de Veronal, un fuerte barbitúrico. Les encontraron a las cuatro y media de la tarde y, si uno mira las fotos, parece que se estén echando una siesta, la última.

Antes de morir, Stefan Zweig escribió una carta de despedida en la que explicaba su decisión como el producto del dolor de ver destruido su hogar espiritual, Europa, y por el agotamiento que le causaba su vida errabunda de exiliado.

Su decisión de marcharse no fue entendida por todos. A diferencia de otros colegas en el exilio, Stefan Zweig no pasaba grandes problemas económicos. Es probable que su decisión estuviera influida por la caída de Singapur y el convencimiento de que el nazismo con su irremediable estupidez y su absoluta bestialidad, terminaría por extenderse por todo el mundo.

Stefan Zweig está enterrado en el cementerio de Petrópolis, pero sus libros, con el aroma de un tiempo pasado, nos acompañarán para siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.