Gustav Mahlers Angst vor der Zahl Neun / El miedo de Gustav Mahler al número nueve

Música de cámara
Archivo Viena Directo

 

1907 starb Gustav Mahlers ältere Tochter Maria Anna und im selben Jahr wurde Mahlers unheilbares Herzleiden diagnostiziert. In dieser Zeit der Krise und bedrückender Todesahnungen begann Mahler den Liederzyklus “Das Lied von der Erde” zunächst als seine 9. Symphonie. Da aber weder Beethoven, noch Schubert, Bruckner und Dvořák über eine 9.Symphonie hinauskamen, strich Mahler, der stets dem Mystizismus und Wunderglauben anhing, schließlich die Zahl wieder durch. Als er dann tatsächlich an seiner 9. Symphonie arbeitete, sagte er zu Alma: „Eigentlich ist es ja die Zehnte, weil das Lied von der Erde meine Neunte ist.“ Seine zehnte Symphonie schließlich konnte Mahler nicht mehr vollenden.

Quelle: www.austria.info

(Para leer la traducción de este texto pincha en el enlace)

La hija mayor de Gustav Mahler, Maria Anna, murió en 1907 y, en el mismo año le fue diagnosticada a Mahler una afección incurable de corazón. En este tiempo de crisis y de ominosos presentimientos de muerte, Mahler empezó el ciclo de Lieder “La canción de la tierra”, y después, en su novena sinfonía.

Como quiera que ni Beethoven, ni Schubert, ni Bruckner ni Dvorak consiguieron sobrevivir a su novena sinfonía y escribir la décima, Mahler, presa de misticismo y de la superstición, eliminó finalmente este número de la lista de sus composiciones. Estando trabajando en la que, de hecho, era su novena composición sinfónica, le dijo a Alma: “En realidad, esta es la décima, porque La Canción de la Tierra es la novena”.

Mahler murió, finalmente, antes de terminar su décima sinfonía.

Fuente: www.austria.info

Articulo publicado en Anécdotas, Anekdoten, Sprechen Sie Deutsch? con las etiquetas: . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.